NORMATIVA DE PROTECCIÓN DE DATOS Y OBLIGACIÓN DE INFORMAR EN EL ÁMBITO LABORAL EN CASO DE SOSPECHA DE CONTACTO CON EL CORONAVIRUS (COVID -19)

La situación derivada del Estado de Alarma decretado como consecuencia del virus Covid-19 ha traído a nuestras vidas cambios que no esperábamos, trastocando por completo nuestra esfera personal y profesional a todos los niveles. Ello ha implicado que nos cuestionemos y replanteemos asuntos de todo tipo, incluso los que afectan a temas que parecían estar absolutamente consolidados dentro de la esfera social.

En este artículo en particular nos vamos a referir a la protección de datos en relación a uno de los puntos en que conecta con el actual panorama: el laboral.

Y es que, justo cuando parecía que empezábamos a tomar conciencia de la importancia de la protección a los datos, la irrupción de esta pandemia ha ocasionado que, entre las muchas cuestiones que se han planteado a raíz de la adopción de medidas para la prevención de la propagación del virus, se encuentre la relativa a la importancia de un adecuado tratamiento de los datos personales.

Se han escuchado opiniones de todo tipo al respecto; algunas de ellas haciendo referencia a la confusión a la hora de tratar adecuadamente los datos personales en estos momentos, o incluso afirmaciones acerca de que la protección de datos es algo absolutamente prescindible en estos momentos.

Pues bien. Hoy os traemos información de interés que Fabiola Castellano, componente del gabinete jurídico de Quantika14 y especialista en Protección de Datos, ha decidido compartir con todos nosotros a este respecto. En particular, nos habla del deber de informar a nuestra empresa en caso de que sospechemos haber estado en contacto con el virus.

A continuación podéis leerla:

La Protección de Datos Personales en tanto que derecho fundamental, en no pocas ocasiones  puede entrar en ponderación  o incluso en colisión con otros derechos fundamentales  (intereses vitales del propio interesado o de otras personas)  y  por supuesto,  a colación de lo que supone una emergencia  sanitaria -en este caso la Pandemia del COVID 19- , la propia normativa de Protección de Datos contiene  excepciones.

El Considerando 46 del RGPD menciona las epidemias, (y en este caso estamos en una PANDEMIA) como soporte fáctico para que, sea uno de esos casos excepcionales en que la base jurídica de los tratamientos de datos personales pueda ser  múltiple, por razones de interés público.

En este caso  se podrían dar circunstancias  para levantar la prohibición de tratamiento datos de dicha categoría –de salud-  en varios de los epígrafes del art. 9.2 RGPD.

Además  en este ejercicio de conjugar distintos derechos fundamentales y el interés público, habría también   que poner la lupa en  normativas sectoriales de Sanidad y Salud Pública,  (como la Ley Orgánica 31/1986 de Medidas Especiales en Materia de Salud Pública, y Ley 31/1995 de Prevención de Riesgos Laborales, entre otras, para obtener algunas respuestas jurídicas.

El artículo 29 de la Ley de Prevención de Riesgos Laborales (Ley 31/1995)  que establece las  obligaciones de los trabajadores/as  en materia de prevención  de riesgos y de esta forma, establece que corresponde a cada trabajador/a velar, “según sus posibilidades  y mediante el cumplimiento de  las medidas de prevención que en cada caso sean adoptadas, por su propia seguridad y la de otras personas que puedan verse afectadas por su actividad profesional o su intervención en el trabajo concreto de que se trate,  “de conformidad con su formación y las instrucciones del empleador”, informando al  superior jerárquico directo y a los responsables de prevención de la actividad, acerca de cualquier situación que a su juicio entrañe por motivos razonables, un riesgo para la seguridad y la salud de los trabajadores”

En el ámbito de la situación actual derivada del COVID 19 y según esta normativa, podríamos entender:

  1. La empresa  siempre debe proteger a sus trabajadores-as frente a los riesgos laborales, para lo cuál la empresa debe garantizar la salud y seguridad de todos los trabajadores-as a su servicio en el marco de aspectos relacionados con el trabajo.
  2. Y  el trabajador/a  DEBE informar DE INMEDIATO a su empresa empleadora de esta forma, o al compañero-a que esté designado-a para llevar  las funciones de Prevención de Riesgos Laborales,  en caso de sospecha de contacto con el virus a fin de proteger no sólo su salud sino la de los demás, para que se puedan adoptar medidas;  y en tanto que se aplican medidas de prevención y seguridad laboral, el empleador debe adoptar  las medidas de seguridad y responsabilidad proactiva que demanda el Reglamento de Protección de Datos.

Dentro de la adopción de estas medidas de prevención de salud, deben actuar las empresas o los  responsables de los centro de trabajo, tratando los datos  personales de salud de conformidad con el REGLAMENTO DE PROTECCIÓN DE DATOS Y LA LEY ORGÁNICA 3/2018 de 5 de diciembre,  por lo que se deben aplicar a este tratamiento  todos los principios del artículo 5 del RGPD, de  licitud,  lealtad, transparencia,  limitación de la finalidad de tratamiento  a la protección de intereses vitales,  principio de exactitud,  y principio de minimización de datos.

En definitiva, podrán tratarse  los datos de salud, tanto de afectados o en sospecha de coronavirus,  o de personas con las que han tenido contacto, eso sí, los  datos estrictamente necesarios  para evitar la propagación del virus  que ha motivado el Estado de Emergencia Sanitaria actual.  Y por supuesto, nunca amparándose en esta situación, deben tratarse por las empresas o entidades  los citados datos de salud para otros fines, debiendo además también informarse  a las personas afectadas de las consecuencias legales  (sanciones) de no aportar los datos que les sean requeridos por los responsables  en este ámbito.

Tras conocer esto, ¿piensas que la protección de datos sigue siendo relevante o que es posible prescindir de ella en estos momentos?

Hemos sido testigos a lo largo de estos días de cómo, además, la OMS ha reiterado en numerosas ocasiones la importancia de tomar medidas para la trazabilidad del virus, de tal manera que la relación entre este deber de comunicación y la trazabilidad se conforma como directa.

Debemos tener en cuenta que la normativa relativa a protección de datos personales no sólo protege el derecho a la intimidad, el derecho al honor o a la propia imagen, como se concebía desde un punto de vista simplista y a día de hoy ya anticuado, sino que también conecta con otros derechos: en este caso, con el derecho a la salud y, por extensión, el derecho a la vida.

Nosotros lo tenemos muy claro: no cabe una adecuada protección a los derechos humanos sin un correcto tratamiento de los datos personales.

¡Déjanos tu opinión en comentarios aquí o por cualquiera de nuestras redes sociales!

Trackback URL: https://quantika14.com/2020/03/24/normativa-de-proteccion-de-datos-y-obligacion-de-informar-en-el-ambito-laboral-en-caso-de-sospecha-de-contacto-con-el-coronavirus-covid-19/trackback/