De homicida confeso a rapero machista: la nueva vida del asesino de Sandra Palo

Peritajes informáticos, OSINT y auditorías.

De homicida confeso a rapero machista: la nueva vida del asesino de Sandra Palo

febrero 25, 2022 Blog 0

Un análisis de la criminóloga Inma González de Eiris Rios

El próximo 17 de mayo se cumplirán 19 años de cuando, en 2003 cuatro jóvenes, tres de ellos menores de edad, mataron a Sandra Palo. Ella estaba esperando en una parada de bus cuando le obligaron a subirse en el coche, la llevaron a un descampado, la violaron, la atropellaron y la quemaron viva.

Este fin de semana pasado, uno de los tres menores que realizaron tal atrocidad habló en un espacio del programa de Telecinco “Viva la Vida”: Ramón Santiago Jiménez. Ramón Santiago Jiménez tenía 16 años cuando abordó a Sandra, por lo que le sentenciaron ajustándose a la Ley de Menores: pasó ocho años en el centro de menores. Este fin de semana, fue al mencionado programa de televisión para hablar de Machaca, una canción que ha publicado en Youtube y ha desatado polémica por ser quien es y haber hecho lo que ha hecho.

Actualmente, tiene 34 años, y se reconoce como un rapero famoso con miles de seguidores. Se dedica a la compra-venta de vehículos y, además, es cantante de rap. Está casado y tiene dos hijos, un niño y una niña. Podemos deducir que posee un nivel económico medio-alto por su profesión, además de tener un uso continuado de sus redes sociales. Podemos ver que su último movimiento en redes sociales ha sido en la plataforma de Youtube respondiendo a los nuevos comentarios que aparecen por la divulgación del videoclip en Telecinco.

Análisis de la entrevista en Viva la vida

https://www.facebook.com/zuni.flowcalo

En la entrevista que concedió para Telecinco, comenta que se arrepiente de sus actos: “Claro que me arrepiento, me arrepiento todos los días y es una cosa que jamás se me va a olvidar porque la tengo ahí”. Siendo así, utiliza este medio de comunicación para mostrar su arrepentimiento, reconociendo que “es una cosa que jamás se le va a olvidar”, queriendo lavar su imagen.

Además, recuerda que con esa edad “estaba por ahí por la calle drogándome todo el día, era una locura”. Reconoce que se encontraba en una situación marginal, con un grupo de iguales con los mismos hábitos. Nos llama la atención la declaración que hace como que “no era una persona, era un animal”. Cuando le preguntan si participó en los hechos descritos, contesta que sí, pero porque así lo ha sentenciado un juez y le han condenado, ya que no se acuerda de nada y asegura tener lagunas mentales provocadas por los hechos.

En la segunda parte de la entrevista, habla de su profesión como cantante. Actualmente trabaja en la compra-venta de vehículos, aunque le han pagado por letras compuestas por él. Reconoce que la canción que ha publicado no es la más idónea, al tratarse de una letra agresiva y muy explícita. Reconoce que “su madre (madre de Sandra Palo) puede tener todavía ese concepto de que, que lo entiendo eh, yo simpatizo con esa persona y yo también lo pensaría”. Además, dice que empatiza, que tiene también un hijo y una hija y que si se lo hicieran a ellos no sabría qué hacer.

Considera que lo que hizo es un daño irreparable “no va a servir de nada que pida perdón otra vez, no va a arreglar nada”. “Si pudiera hacer algo lo haría o lo compraría si hace falta”. De nuevo podemos observar el arrepentimiento de Ramón, aunque lo haga en este medio de comunicación para, aparentemente, lavar su imagen.

Análisis de la canción

El género que hace Zuni, que es el nombre artístico bajo el que trabaja Ramón Santiago Jiménez, es uno de los más escuchados por los jóvenes. Esta canción en concreto se presentó en agosto de 2021 y se subió a Youtube sin obtener mucho éxito, teniendo apenas 6.100 visitas antes de que se emitiera el día 20/02/2022 su entrevista en Telecinco.

En primer lugar, apreciamos en el videoclip la muestra de un estilo de vida ostentoso: motos en primer plano, coches de lujo o joyas de precios altos. Destacamos, por lo tanto, la “autoestima basada en el logro”: Ramón quiere demostrar cómo es su vida; le va bien y tiene dinero, demostrándolo en su primer videoclip como Zuni y en las redes sociales. Además, se encuentra rodeado de muchas personas, presentándonos que se encuentra reinsertado en la sociedad y le aceptan y aprueban.

Una de las frases que más nos llama la atención es: “Claro que lo estoy orgulloso de ser gitano hasta el día que me maten”. Todos buscamos nuestro grupo de iguales y queremos sentirnos identificados, y más que todo, tener una identidad para definirnos como individuo. En esta frase podemos apreciar que se siente que forma parte del pueblo gitano, que le respetan a pesar de su pasado. Pasamos al estribillo de la canción: “Yo por 30 kilos no salgo ni de mi casa. Tú por una amiga de que seas mi machaca, entiendes lo que te digo sin darte la lata, sino te mato con la pala, te mato con tu culata.” Letra quizás muy explícita, ¿hablamos de orgullo por esa falta de educación y modales de las clases desfavorecidas? Frases no correctas que las convierten en su propia bandera para llevarlo con orgullo. Observamos una violencia directa, con expresiones que incitan a ella y la hacen apología.

“Tu mujer es receptiva 24/7 me llama todos los días para meterse mi cohete. No le hago caso, me hace daño con los dientes. No tienes un aprobado, tienes un insuficiente” o “Te hablo a ti, tu mujer me la va a chupar y después decir mamadas puede que vaya a probar. Tu madre es una puta que le gusta el crack, tu padre es un chapero que le doy por detrás. Tu mujer es una lumi que en el putero está y tú como un cornudo los niños vas a criar”. Podemos apreciar el claro y terrible mensaje misógino y machista. Observamos la repercusión en el rol que asume la mujer en esta letra, además de naturalizar la heterosexualidad centrada en el machismo. Hechos muy preocupantes para un público tan joven.

Teniendo en cuenta las letras que escribe y lo que hizo, se nota un profundo machismo arraigado en su personalidad, además de que se lo puede considerar un reincidente: el 26 de noviembre de 2013 fue enviado a prisión comunicada y sin fianza por dos robos cometidos en Madrid, en un hotel del distrito de Ciudad Lineal y en una gasolinera cerca de Plaza Castilla, con intimidación con el uso de instrumentos peligrosos, contra la seguridad vial, atentado a la autoridad, robo y uso de vehículo a motor, daños y dos faltas de lesiones. Nos sabemos si está completamente reinsertado en la sociedad.

¿Te gusta la que hacemos? En Quantika14, estamos invirtiendo recursos y tiempo para crear un equipo multidisciplinar y sacar investigaciones que merezcan la pena. Puedes seguirnos en redes sociales para mostrar tu apoyo.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.